PARASITOS Y ENFERMEDADES PARASITARIAS DE LOS ANIMALES DOMESTICOS


Los nematodos

Etapas infectivas

En la mayoría del los nematodos de importancia veterinaria, el tercer estadio larvario (L3) es la etap a que puede infectar al hospedador definitivo.  En algunas especies esta L3 se desarrolla completamente como etapa de vida libre desde que la L1 sale del huevo, mientras que en otras especies la L1 no sale del huevo y se desarrolla hasta alcanzar la L3 dentro del cascarón protector del huevo.   Por lo tanto, la etapa infectiva puede ser una L3 de vida libre en el ambiente o un huevo que contiene la L3 (Huevo más L3).

En los nematodos donde un huevo con la larva en su interior (embrionado) es la etapa infectiva, la transmisión al hospedador definitivo ocurre únicamente por la vía oral.

Sin embargo, cuando una L3 salida del huevo es la etapa infectiva la transmisión al hospedador defintivo puede ocurrir a través de la vía oral o mediante la penetración de la piel.   En algunas especies de nematodos, como los anquilostomas duodenales, ambas vías son posibles.

La etapa infectiva del nematodo se encuentra  normalmente en reposo, no crece y no se alimenta debido a que su boca esta sellada.  Por esta razón, es diferente de las otras etapas, larvas y adultos.

La larvas infectivas, de vida libre o que estén dentro del huevo,  son normalmente resistentes al ambiente y están  frecuentemente encerradas en una capa, la cutícula de la etapa previa.

La etapa infectiva es, de hecho, la etapa de un nematodo que provee un enlace entre un modo de vida libre y un modo parasitario. Aún en los nematodos en donde el hospedador intermediario lleva a cabo un papel crítico en el ciclo biológico, la etapa infectiva es el enlace al hospedador definitivo.  Cuando esto ocurre el hospedador intermediario sirve como "puente" para que la etapa infectiva enlace con su hospedador definitivo. 

Un buen ejemplo de este concepto es  Dirofilaria immitis (el gusano del corazón de los perros), que pertenece a la familia onchocercidae.  Los mosquitos chupadores de sangre sirven como hospedadores intermediarios, ya que ingieren la larva de primera etapa llamada microfilaria.  Estas crecen mediante dos mudas (en mosquitos actúan como hospedadores intermediarios) a la tercera etapa y son transferidas al hospedador definitivo cuando el mosquito se alimenta de sangre.  Aunque esto es un ejemplo de transmisión mediante la penetración de  la piel, el hospedador intermediario es el que burla la protección de la piel del hospedador definitivo y no las L3 directamente, como ocurre en los anquilostomas duodenales.

Etapas diagnósticas

La etapa diagnóstica de los nematodos es la etapa que abandona al hospedador definitivo para poder proseguir con su desarrollo y que puede ser detectada tomando una muestra de los tejidos apropiados en un animal vivo infectado.   En nematodos que habitan en el intestino, como los Trichostrongylidos de los rumiantes, la etapa diagnóstica son los huevos y  en los excrementos del hospedador.  En Dirofilaria immitis, el gusano del corazón de los perros, la etapa diagnóstica son microfilarias (L1) que circulan en la sangre periférica, en donde puede ser ingeridas por el hospedador intermediario.

Ya que la etapa diagnóstica es la etapa del ciclo biológico que abandona al hospedador definitivo, es esta la que enlaza el modo de vida parasitario  con la fase de vida libre ó con la fase de desarrollo que ocurre en el hospedador intermediario.

Las etapas diagnósticas de la mayoría de los nematodos son encontradas en los excrementos del hospedador definitivo, debido a que es la vía más fácil de salida del hospedador.  Esto es cierto tanto para  los nematodos encontrados en el tracto alimentario, como para los nematodos encontrados en los pulmones y otros órganos que se encuentran lejos del intestino.  Por ejemplo,los adultos de   Parelaphostrongylus tenuis, un nematodo de los venados de cola blanca, se localizan en los senos venosos y en el espacio subdural del cráneo. (A) Los huevos puestos por las hembras son depositados en la circulación venosa, son llevados al corazón (B) y luego a los pulmones (C) en donde se alojan en los capilares.  Las larvas de primera etapa (L1)  salen al interior de los alvéolos, emigran por el árbol bronquial  (D) hasta la faringe en donde son tosidos, luego deglutidos y finalmente sale al exterior con los excrementos del hospedador(E).

Para resumir, la etapa diagnóstica es la etapa del ciclo biológico que abandona al hospedador definitivo, enlazando la fase parasitaria en el hospedador definitvo con la fase preparasitaria que ocurre como etapas desarrollándose libremente ó como etapas desarollándose en el interior de un hospedador intermediario.

La etapa infectiva es la etapa del ciclo biológico que entra al hospedador definitivo, enlazando las etapas preparasitarias y parasitarias del ciclo biológico.

Rbtn_pre.gif (1751 bytes) Rbtn_nex.gif (1502 bytes)

Rbtn_cont.gif (1897 bytes) Rbtn_top.gif (1435 bytes)


Parásitos y enfermedades parasitarias de los animales domésticos
Dr. Colin Johnstone (autor principal)
Derechos de copia © Universidad de Pennsylvania